Culpa exclusiva de la víctima como causal eximente de responsabilidad del Estado

El Consejo de Estado confirma sentencia que negó demanda de reparación directa que pretendía indemnización por suicidio de un ciudadano en una estación de policía, en esta caso se aplica la culpa exclusiva de la víctima como causal eximente de responsabilidad del Estado.

El proceso da cuenta de que el 21 de diciembre de 2003 un ciudadano fue capturado por integrantes de la Estación de Policía del municipio de Chachagüi (Nariño), quien se encontraba en aparente estado de embriaguez. Durante el periodo de retención, el detenido se suicidó con una camiseta que llevaba puesta, pese a que los agentes de policía le habían retirado prendas personales tales como cordones y correa para evitar que se hiciera daño –según protocolo establecido- para estos fines-.

EL Consejo de Estado se planteó como problema jurídico, la pregunta según la cual, ¿Es procedente declarar la responsabilidad del Estado por el suicidio de un ciudadano al interior de uno de los calabozos de la estación de policía?

Tesis: “En este caso, la parte demandante sostuvo que como (…) [el señor] (…) se encontraba bajo la custodia de la Policía Nacional al momento de su muerte, era su deber proteger su vida y evitar el suicidio. (…) Según el registro de anotaciones de la Estación de Policía (…) está acreditado que el agente de Policía pasó revista en intervalos de aproximadamente una hora, una vez fue detenido  (…). También se demostró que los agentes que realizaron la detención tuvieron la precaución de retirarle elementos con los que la persona se pudiera causar daño, como los cordones y la correa.

En consecuencia,] no está (…) acreditado que en la captura y posterior reclusión de [la víctima] (…) se hubiera configurado una falla del servicio de vigilancia (…). [De esta manera,] está acreditado que (…) la muerte del [detenido] (…) no es imputable a la entidad demandada, porque frente a las obligaciones y deberes, la Policía hizo todo lo que podía hacer. En tal virtud, como la decisión de la víctima fue la única causa eficiente en la producción del daño, hecho que fue irresistible y ajeno a la entidad demandada y además de que la Fuerza Pública cumplió razonablemente los mandatos normativos.”

Frente a la causal eximente de responsabilidad, se indicó que éstas causales constituyen circunstancias que impiden la imputación, desde el punto de vista jurídico, al demandado. “(…) para que se acrediten tales causales, deben concurrir tres elementos: (i) irresistibilidad; (ii) imprevisibilidad y (iii) exterioridad respecto del demandado. Y en punto del hecho de la víctima debe acreditarse que el daño provino de su actuar imprudente o culposo.”

CONSEJO DE ESTADO, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, Subsección C. Consejero ponente: Guillermo Sánchez Luque, Bogotá D.C., diez (10) de mayo de dos mil dieciséis (2016). Radicación número: 52001-23-31-000-2006-00008-01(42762). Demandado: Nación – Ministerio de Defensa, Policía Nacional.

Consulte la sentencia en la Biblioteca Digital

Deja un comentario