“Estamos hablando de un triatlón, pues hay que ganar tres retos: prevención, conciliación y estrategias de defensa”

Claudia Linares

Claudia Linares

En esta entrevista Claudia Linares, la subdirectora de acompañamiento a los servicios jurídicos de la Agencia, expone por qué es clave tener una visión de conjunto de la defensa jurídica que integre la prevención, la conciliación y las estrategias de defensa. Además, presenta las herramientas que la ANDJE le ofrece a las EPON para fortalecer cada una de estas áreas. Especialmente destaca la nueva metodología para formular directrices de conciliación.

Hablamos de un triatlón, pues para una defensa jurídica exitosa es clave ganar tres retos: prevención del daño antijurídico, estrategias de defensa y directrices de conciliación. De ahí sale el nuevo equipo de acción de la ANDJE que llamamos PEC.

Este grupo trabaja (1) en la aplicación de la metodología para la formulación de las políticas de prevención del daño antijurídico, (2) la aplicación de las estrategias generales de defensa emitidas por la Agencia a través de circulares o comunicaciones de carácter confidencial según el tema y (3) la implementación de la metodología para que las entidades formulen sus directrices institucionales de conciliación.

Por un lado, a nivel de normatividad el Decreto 1716 de 2009 compilado en el 1069 de 2015 deja claro que estos tres temas son funciones claves de los comités de conciliación. Pero además, trabajar en cada uno de ellos también ayuda a tener una visión de conjunto de la defensa jurídica, a planearla y a organizar la gestión.

Voy a dar algunos ejemplos de cómo es clave organizar la defensa jurídica alrededor de estas etapas y construir metodologías que nos ayuden a prevenir, a conciliar y a defendernos mejor.

Empezando con prevención del daño antijurídico, si como parte de la formulación de la política de prevención, la entidad elabora los estudios de litigiosidad va a identificar las causas que originan el daño antijurídico y evitar que ocurran.

Segundo, si a nivel de conciliación, se estudian las solicitudes recurrentes, es posible determinar directrices para que el análisis de los casos sea mucho más rápido y que, además, esté sustentado en un estudio jurídico y normativo que le dé al abogado la certeza de que el argumento que está llevando al comité de conciliación se desarrolló con criterios técnicos.

Un buen estudio de la litigiosidad, también ayuda a determinar los temas estratégicos a nivel de defensa judicial que más afectan a la entidad para emitir estrategias de defensa propias, además de las formuladas por la Agencia, de carácter general sobre causas específicas.

La Agencia ha trabajado en el diseño de herramientas para avanzar en este triatlón.

  1. En primer lugar, desarrolló e impulsó la implementación de una metodología para que las entidades formulen técnicamente una política de prevención, es decir que se lleve a buen término la ejecución de un plan de acción diseñado para evitar que las acciones u omisiones que generan daño antijurídico ocurran. La idea es que las entidades logren reducir las causas primarias por las que las están demandado.
  2. En cuanto a las directrices institucionales de conciliación se desarrolló igualmente una metodología con la cual buscamos que las entidades identifiquen las causas o subcausas en las solicitudes reiteradas de conciliación y que las trabajen. ¿Cómo? revisando jurisprudencia y la normatividad para la elaboración de directrices de conciliación.
  3. También la Agencia ha estudiado las principales causas de litigio contra la Nación desde la jurisprudencia y ha emitido estrategias generales de defensa que están difundiendo a través de comunicaciones de carácter confidencial y del módulo de jurisprudencia de Ekogui.

Adicionalmente,  queremos promover que todas estas herramientas que sirven para direccionar la defensa jurídica de la entidad queden condensadas en un gran libro o dossier.

La principal ventaja es que le permite a las entidades construir una defensa jurídica clara y expedita, no dispersa en actas de comités de conciliación de varios años. Además, contar con la información agrupada, facilita la difusión de estos lineamientos a sus apoderados en caso de ser necesario. En pocas palabras, este gran documento ayudaría a gestionar mejor el conocimiento institucional y a no dejarlo a la memoria de una o dos personas, que es lo que está ocurriendo, para que cuando ellas ya no estén, renuncien o se retiren, no haya que recuperar ese conocimiento o se pierda.

Todos sabemos que la rotación de funcionarios y contratistas en las entidades es alta, por lo que condensar esta memoria institucional sería un instrumento de mucha utilidad. Facilita la labor del comité de conciliación y contribuye a la organización de la defensa jurídica, además, de servir como apoyo y línea de consulta a la tarea de los abogados.

Este libro o dossier tendría un capítulo con el histórico de las políticas de prevención del daño antijurídico aprobadas por el comité de conciliación, otro con las directrices institucionales de conciliación emitidas por la entidad, uno más con las estrategias de defensa judicial aprobadas por su comité de conciliación y un último capítulo con los lineamientos de la Agencia que la entidad debe seguir.

Todavía hay mucho por hacer. Hace un par de años empezamos con un fuerte énfasis en la formulación de la política de prevención. Hoy ya tenemos 198 entidades trabajando en políticas de prevención y sólo hay 71 entidades que estamos esperando que nos envíen su primera aproximación al tema. Ya hay apropiación, pero es importante seguir, no solo para lograr que todas las entidades formulen su política, sino porque la prevención es un trabajo continuo.  Para evitar que se origine buena parte del litigio, es fundamental que las entidades cada año formulen su política de prevención, la implementen y le hagan seguimiento.

Se podría decir que este año va a ser el año de las directrices institucionales de conciliación, sin descuidar la prevención obviamente.  Ya empezamos talleres de capacitación quincenales. Invitamos a las entidades a que los tomen, conozcan la metodología y emitan sus directrices de conciliación con estudios sólidos que den seguridad a sus abogados. También estamos dando asesoría a las entidades en estos asuntos..

Tercero, en cuanto a las estrategias generales de defensa, la Agencia desde el año 2014 viene estudiando causas específicas de litigio a partir de la jurisprudencia y ha emitido lineamientos en diferentes causas y subcausas para fortalecer la defensa. Esperamos que los estén usando. Este año también trabajaremos en la difusión masiva de dichas estrategias.

Biografía:

Economista de la Universidad Externado de Colombia, con Maestría en Relaciones Internacionales de la Universidad Estatal de California (San Francisco, EE.UU.) y especialización en Economía del Sector Público del Instituto Nacional de Administración Pública (Alcalá de Henares, España).

Estuvo trabajando en  la Secretaría de Educación Distrital como asesora de la subsecretaria de gestión en varios temas, participó en un proyecto de investigación en economía de la salud desarrollado por la Universidad Javeriana y Gestarsalud.Hizo parte del equipo de investigación de varios proyectos en temas de derechos humanos adelantados  por el Instituto de Estudios para la Promoción de la Democracia, los Derechos Humanos y el Desarrollo Social – DHEMOS.

Igualmente, trabajó como Investigador económico en la Escuela de Medicina, Departamento de Salud Pública de la Universidad Estatal de Virginia y en el Centro de Economía Poblacional de la Escuela de negocios de la Universidad de Chicago en Estados Unidos.

Estuvo vinculada a varias entidades del sector público desarrollando temas de investigación económica y política pública entre ellas El Banco de la República, el Banco Central Hipotecario y la Contraloría General de la República.​